viernes, 27 de mayo de 2011

IPCC: Directrices del IPCC de 2006 para los Inventarios Nacionales de Gases de Efecto Invernadero

Prólogo
Tras reconocer la existencia del problema que plantea el posible cambio climático mundial, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), crearon conjuntamente el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, del inglés, Intergovernmental Panel on Climate Change) en el año 1988. Una de las actividades del IPCC consiste en complementar la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), mediante su trabajo en materia de metodologías para los inventarios nacionales de gases de efecto invernadero.
El presente informe es la culminación de tres años de trabajo del Programa de inventarios nacionales de gases de efecto invernadero del IPCC, destinado a actualizar su propia orientación previa sobre los inventarios nacionales de gases de efecto invernadero. Se dio inicio al trabajo en respuesta a una invitación efectuada en la decimoséptima sesión del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (OSACT) de la CMNUCC, realizada en Nueva Delhi, en el año 2002. En ese momento, se invitó al IPCC a revisar las Directrices del IPCC de 1996, teniendo en cuenta el trabajo pertinente efectuado en virtud de la Convención y del Protocolo de Kyoto1, con el objetivo de finalizar esta tarea para comienzos del año 2006.
En respuesta a esta invitación de la CMNUCC, el IPCC inició un proceso en su vigésima sesión (París, febrero de 2003) que dio por resultado un acuerdo en su vigésimo primera sesión (Viena, noviembre de 2003) sobre el Mandato, el Índice y un Plan de trabajo2 para las Directrices del IPCC de 2006. El Plan de trabajo tenía por objeto finalizar la tarea a tiempo para su aceptación y aprobación en la 25a sesión del IPCC, que habría de tener lugar en abril de 2006.
Las directrices de 1996 incluyeron las Directrices del IPCC para los inventarios nacionales de gases de efecto invernadero, versión revisada en 19963, junto con la Orientación sobre las buenas prácticas y la gestión de la incertidumbre en los inventarios nacionales de gases de efecto invernadero4 y la Orientación sobre las buenas prácticas para uso de la tierra, cambio de uso de la tierra y silvicultura5. Las Directrices de 2006 tomaron como base este trabajo y evolucionaron a partir de allí, para garantizar que la transición de las directrices anteriores a las nuevas fuera lo más directa posible. Estas nuevas directrices incluyen fuentes y gases nuevos, así como actualizaciones de los métodos publicados con anterioridad, en la medida en la que ha mejorado el conocimiento científico y técnico desde la publicación de las directric
La evolución de estas directrices ha dependido de la pericia, el conocimiento y la cooperación de los autores principales coordinadores, los autores principales y los autores colaboradores; el aporte de más de 250 expertos de todo el mundo. Agradecemos a estos autores por el compromiso, el tiempo y el esfuerzo empeñados en la confección del presente informe, a lo largo de las etapas de borrador y revisión del proceso del IPCC. Tal como se ha indicado, el presente informe tomó como punto de partida los informes de inventarios anteriores del IPCC, así como los informes de las experiencias de los expertos en inventarios en lo relativo a la utilización de las directrices sobre inventarios del IPCC, sin los cuales la tarea habría sido mucho más ardua, por lo cual nos complace reconocer que estamos en deuda con todos aquellos que han colaborado en la elaboración de estos informes.
El grupo director, compuesto por los copresidentes Taka Hiraishi (Japón) y Thelma Krug (Brasil) del TFI IPCC junto con Michael Gytarsky (Federación Rusa), William Irving (Estados Unidos) y Jim Penman (Reino Unido) guió el desarrollo de las presentes directrices, para garantizar así la coherencia en todos los volúmenes y la continuidad respecto de los informes anteriores de los inventarios del IPCC. Por lo tanto, deseamos agradecerles por sus considerables esfuerzos en la dirección y guía de la elaboración de informes.
Se realizaron reuniones de autores y expertos en Oslo (Noruega); Le Morne (Mauricio); Washington (Estados Unidos); Arusha (Tanzania); Ottawa (Canadá); Manila (Filipinas); Moscú (Federación Rusa); y Sydney (Australia). Nuestro agradecimiento para los países anfitriones y las entidades que organizaron estas reuniones. Asimismo, deseamos agradecerles a todos los gobiernos que dieron su apoyo a los autores y revisores, puesto que sin sus aportes no habría sido posible elaborar este informe.
Se efectuaron dos revisiones de las presentes directrices en 2005. La primera, una revisión por parte de expertos, arrojó más de 6.000 comentarios, mientras que la segunda, una revisión mixta gubernamental y de expertos, produjo otros 8.600 comentarios adicionales. El empeño de los revisores y sus comentarios constituyeron un gran aporte a la calidad del informe final, por lo que deseamos expresarles nuestro agradecimiento. Además, los editores de la revisión han garantizado la consideración correspondiente de todos los comentarios recibidos, y deseamos agradecerles por su trabajo.
Asimismo, la Dependencia de Apoyo Técnico del NGGIP (Jefe de la Dependencia: Simon Eggleston; oficiales del programa: Leandro Buendia, Kyoko Miwa, Todd Ngara y Kiyoto Tanabe; asistente administrativo: Ayako Hongo; secretario del proyecto Masako Abe; y oficial de TI: Toru Matsumoto) ha brindado orientación y asistencia, así como el respaldo técnico y organizativo del proyecto. Trabajaron ampliamente con los autores, en especial en la edición de los diversos borradores y en la elaboración de la versión final; por ello, deseamos felicitarlos por su trabajo ejemplar. También deseamos expresar nuestra gratitud al Gobierno de Japón, por su generoso respaldo a la Dependencia de Apoyo Técnico, sin el cual no se habría completado el presente informe.
Agradecemos también a la Secretaría del IPCC (Jian Liu, Rudie Bourgeois, Annie Courtin, y Joelle Fernandez) por su ayuda y respaldo para permitir que este proyecto cumpla los apretados plazos.
Finalmente, deseamos agradecer al Presidente del IPCC, Rajendra Pachauri, al Secretario del IPCC, Renate Christ y a la Dirección del equipo de tareas: los copresidentes del TFI y a Soobaraj Nayroo Sok Appadu (Mauricio), Dari N. Al-Ajmi (Kuwait), Ian Carruthers (Australia), Sergio Gonzalez-Martineaux (Chile), Art Jaques (Canadá), Jamidu H.Y. Katima (Tanzania), Sadeddin Kherfan (Siria), Dina Kruger (Estados Unidos), Kirit Parikh (India), Jim Penman (Reino Unido, desde 2006), Helen Plume (Nueva Zelanda), Audun Rosland (Noruega hasta 2005) y Freddy Tejada (Bolivia) por su apoyo.
Michel Jarraud
Secretario General
Organización Meteorológica Mundial
Achim Steiner
Director Ejecutivo
Programa de las Naciones Unidas

para el Medio Ambiente



FUENTE:
IPCC