sábado, 6 de octubre de 2012

IASD: LECCION N° 2 - LA REVELACION, Y EL DIOS DE ELLA - 13 de Octubre de 2012

1.-INTRODUCCION


PARA MEMORIZAR:
"Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo" (Heb. 1:1, 2).
PENSAMIENTO CLAVE: Por importante que sea entender la forma en que opera la inspiración bíblica, más importante es conocer al Dios re­velado por medio de la Inspiración.
"LOS CIELOS CUENTAN la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos" (Sal. 19:1). Es muy cierto. Lo que no declaran es que Dios nos ama, que murió por nosotros y que está obrando para salvarnos.
El resultado final es que, para aprender acerca de Dios, la fuente clave es la Biblia. Hay grandes verdades, en especial sobre la naturaleza de Dios y su acti­vidad en este mundo, que no conoceríamos si no nos fuera revelado. Aunque la gente puede sentir que existe una lucha entre el bien y el mal, ¿cómo podría saber de la gran controversia si no fuera por las Escrituras?
Esta semana consideraremos dos cosas: 1) qué dice la Biblia acerca de sí misma y de cómo fue inspirada, y 2) qué enseña acerca del Dios que la inspiró.

2.-LA DOCTRINA DE LAS ESCRITURAS
Lee 2 Pedro 1:19 al 21. ¿Qué nos dicen estos versículos acerca de cómo consideraron las Escrituras los autores del Nuevo Testamento?
Pedro afirma que las profecías del Antiguo Testamento no tuvieron origen humano. Su argumento es que los profetas hablaron porque fueron "inspirados por el Espíritu Santo", es decir, el impulso que los llevó a escribir las Escrituras fue el Espíritu Santo. Los escritores bíblicos fueron inspirados por Dios mismo.
Lee 2 Timoteo 3:16 y 17. ¿Qué nos dicen estos versículos acerca de la Biblia y para qué debe usársela?
Es muy claro que Pablo deseaba que Timoteo comprendiera que, como las Escrituras fueron producidas divinamente, son confiables y valiosas para la edi­ficación de los creyentes. Pablo no deja lugar a dudas en cuanto a la veracidad, autoridad y origen de las Escrituras. Nota, también, que está hablando de "toda la Escritura". Pablo no nos deja la opción de tomar y elegir qué partes pensamos que son inspiradas y qué partes no lo son. No todo nos obliga ahora, tal como las leyes ceremoniales, pero eso es radicalmente diferente de la pretensión de que algunas partes de la Biblia son inspiradas y otras no, o que algunas partes no son tan inspiradas como otras partes (sea lo que fuere que esto signifique).
Lee Mateo 4:4, 7 y 10; 22:41 al 46 y Juan 10:34 y 35. ¿Qué verdad vital acerca de las Escrituras y de su autoridad podemos obtener de estos textos?
No importa lo que creamos, necesitamos un punto de partida, una base sobre la cual definir esa creencia. Para los cristianos adventistas del séptimo día, la base es la Biblia, norma absoluta y árbitro de la verdad.
 ¿Cuánto tiempo pasas con la Palabra? ¿Cuánto de tu vida sigue el modelo de lo que ella enseña? Piensa en las últimas 24 horas. ¿Qué hiciste, o no hiciste, duran­te esas horas, que estuvo basado en la autoridad de las Escrituras?
3.-LA NATURALEZA DE LA INSPIRACIÓN
"No son las palabras de la Biblia las inspiradas, sino los hombres son los que fueron inspirados. La inspiración no obra en las palabras del hom­bre ni en sus expresiones, sino en el hombre mismo [...]. Pero las palabras reciben la impresión de la mente individual. La mente divina es difundi­da. La mente y la voluntad divinas se combinan con la mente y la voluntad humanas. De ese modo, las declaraciones del hombre son la palabra de Dios" (MS 1:24). ¿De qué forma nos ayudan estas palabras a comprender cómo opera la inspiración bíblica?

La gente a veces se obsesiona con lo que considera textos problemáticos. Por ejemplo, las palabras de la inscripción que estuvo sobre la cruz de Jesús: "ESTE ES JESÚS, EL REY DE LOS JUDÍOS" (Mat. 27:37; "EL REY DE LOS JUDÍOS" (Mar. 15:26; "ESTE ES EL REY DE LOS JUDÍOS" (Luc. 23:38).
¿Cómo compren­demos estas diferencias?
La Biblia dice que "toda la Escritura es inspirada por Dios" y que es digna de confianza; pero aquí vemos diferencias. Es decir, la Inspiración permite di­ferentes expresiones de una idea o un evento, mientras aquellas los describan adecuadamente. Donde una aproximación general es suficiente, la Inspiración la acepta. Pero, si se necesita algo específico, como en 1 Reyes 6:1, la Inspira­ción lo proporciona y debemos aceptarlo como tal.
Compara Hechos 1:18 con Mateo 27:5. ¿En qué forma estos informes de la muerte de Judas parecen diferir?
Durante un tiempo, los críticos de la Biblia afirmaban que estos versículos estaban en conflicto. Pero, investigaciones recientes muestran que la palabra traducida como "cayendo de cabeza", en Hechos 1:18, también significa "se hinchó". Es probable que, después de colgarse, Judas no haya sido descubierto hasta que su cadáver se hubo hinchado, lo que provocó que su abdomen estallara. Lo que parecía contradictorio no lo es ahora.
La mayor parte de la Biblia no tiene problemas. Donde quedan algunas preguntas acerca de "errores" o "contradicciones" aparentes, la actitud prudente sería la humildad. Hay personas que han naufragado en su fe al concentrarse en estos textos "problemáticos". No debemos juzgar la Palabra, sino obedecerla.
4.-EL MISTERIO DEL DIOS TRIUNO
"Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza" Gén. 1:26.
Entender cómo actúa la Inspiración, por importante que sea, es solo un medio para un fin, y ese fin es conocer a Dios. Una comprensión profunda de cómo fue escrita la Biblia, o aun una comprensión profunda de las verdades reveladas en ella, no significan nada si no conocemos a Dios por nosotros mismos (Juan 17:3).
Y una cosa que la Biblia afirma explícitamente acerca de sí misma es su unicidad.
Lee Deuteronomio 6:4 y Marcos 12:29. ¿Qué verdad crucial se encuentra en estos textos?
La expresión en la Biblia acerca de la unicidad de Dios descarta cualquier idea de muchos dioses. Hay solamente un Dios. Sin embargo, el cuadro total que obtenemos de la Biblia es que hay un "contenido" interno en Dios, aun en su unicidad.
Lee Génesis 1:26; 3:22; y 11:7; Juan 1:1 al 3 y 18; y 20:28; 2 Corintios 13:14; y Mateo 28:19. ¿De qué modo estos textos comienzan a clarificar la realidad interna de Dios?
La sugerencia que hace el Antiguo Testamento de una pluralidad provee indi­cios acerca de la naturaleza interior de Dios. Cuando unimos esto con la afirma­ción del Nuevo Testamento acerca de Jesucristo y el Espíritu Santo, comenzamos a darnos cuenta de que hay mucho acerca de Dios que no comprendemos plena­mente, y probablemente nunca lo entenderemos. El aspecto triuno de Dios es un misterio, entre muchos, con el cual tendremos que aprender a vivir.
La información que da la Biblia acerca de Dios, incluyendo su naturaleza en tres personas, no se provee para que nos ocupemos en filosofar y especular, sino para aumentar nuestra comprensión de sus actividades, especialmente su obra redentora en nuestro favor, mientras la gran controversia se desarrolla y finalmente se termina.
¿Quién no tiene muchas preguntas que solamente Dios puede responder? ¿Cómo podemos aprender a confiar en él hasta que llegue el tiempo cuando se nos den respuestas?
 5.-LOS ATRIBUTOS DE NUESTRO CREADOR
La Biblia nos revela verdades acerca de Dios, que no encontramos en ninguna otra parte. Entre esas verdades, está la de que es el Creador. De hecho, esto es lo primero que la Biblia nos dice acerca de Dios: que él creó "los cielos y la tierra" (Gén. 1:1).
Una de las muchas cosas fascinantes acerca de este texto es que la Biblia sencillamente da por sentada la existencia de Dios sin tratar de probarla ni demostrarla. La Biblia pasa mucho tiempo enseñándonos acerca de cómo es Dios, especialmente al revelar su carácter por medio de su interacción con la humanidad caída. Pero, no ocupa tiempo tratando de probar que él existe. Simplemente, da por sentada su existencia.
Lee Hebreos 11:6 y Romanos 10:17. ¿Qué se dice acerca de Dios y del rol que su Palabra desempeñó en darnos la percepción de su existencia?
La convicción de la existencia de Dios no puede provenir solo de argumentos racionales. La Biblia enseña que una persona se convence de la existencia de Dios por medio de la experiencia personal con él, cuando el Espíritu Santo impresiona el corazón y la mente con los hechos de su existencia. En muchos casos, la gente puede llegar a creer en Dios primero; solo después comienza a edificar una base lógica e intelectual para la fe en un Dios a quien no puede ver.
Lee Malaquías 3:6; Santiago 1:17; 1 Juan 4:8 y 16; y 2 Crónicas 6:18. ¿Qué nos indican estos textos acerca de los atributos de Dios? ¿Qué otros atributos de Dios se revelan en la Palabra?
Medita en los atributos de Dios expresados en las Escrituras. ¿Cuántos de ellos podrías conocer de otras fuentes; es decir, de la naturaleza, o de la expe­riencia personal? ¿Qué te enseña tu respuesta acerca de cuán vitales son las Escrituras para nuestra comprensión de cómo es Dios realmente?
6.-LAS ACTIVIDADES DE DIOS
Aun la lectura más superficial de la Biblia revela que Dios está activamente involucrado con la humanidad y con lo que sucede aquí sobre la Tierra. No está distante, alejado e indiferente, como algunos antiguos griegos enseñaban acerca de Dios, o aun como algunos teólogos cristianos tratan de describirlo hoy. Aunque es radicalmente diferente de lo que él creó, Dios está íntimamente ligado a su creación.
Como vimos ayer, la Biblia describe a Dios como nuestro Creador, un hecho que muestra cuán vinculado está él con este mundo. ¿Qué nos en­señan los siguientes textos acerca de las otras actividades de Dios aquí sobre la Tierra, especialmente en el contexto de la gran controversia?
 Sin duda, la Biblia revela a un Dios que está muy involucrado con la huma­nidad. Todo el escenario de la gran controversia, realmente, trata del modo en el que Dios está obrando para salvar a la humanidad de las garras del pecado y de Satanás. Desde el primer acto de la creación de la Tierra (Gén. 1:1), pasando por la cruz (Juan 19:18) y hasta la recreación de la Tierra (2 Ped. 3:12, 13), la Biblia nos muestra inequívocamente la actividad íntima de Dios en favor de la humanidad.
¿De qué modo has experimentado tú, personalmente, la actividad de Dios? ¿De qué modo lo has visto actuar en tu vida y en la vida de otros? ¿Cómo puedes aprender a obtener consuelo por saber cuán cercano e íntimo está Dios en relación con nosotros?
 7.-CONCLUSIONES
PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee "Peligro que entraña el conocimiento especulativo", El ministerio de curación, pp. 334, 345; "El Verbo hecho carne", Joyas de los testimonios, t. 2, pp. 344-349; y "Prefacio" e "Introducción", El conflicto de los siglos, pp. 5-15.
"Dios se ha dignado comunicar la verdad al mundo por medio de instrumentos humanos, y él mismo, por su Santo Espíritu, habilitó a hombres y los hizo capaces de realizar esa obra. Guió la inteligencia de ellos en la elección de lo que debían decir y escribir. El tesoro fue confiado a vasos de barro, pero no por eso deja de ser del Cielo. Aunque llevado a todo viento en el vehículo imperfecto del idioma humano, no por eso deja de ser el testimonio de Dios; y el hijo de Dios, obediente y creyente, contempla en ello la gloria de un poder divino, lleno de gracia y de verdad.
"En su Palabra, Dios comunicó a los hombres el conocimiento necesario para la salvación. Las Santas Escrituras deben ser aceptadas como dotadas de autoridad absoluta y como revelación infalible de su voluntad. Constituyen la regla del carácter; nos revelan doctrinas, y son la piedra de toque de la experiencia religiosa. 'Toda la Escritura es inspirada por Dios, y es útil para enseñanza, para reprensión, para corrección, para instrucción en justicia; a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, estando cumplidamente instruido para toda obra buena' (2 Tim. 3:16, 17, VM)" (CS 9).

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
  1. ¿Cuánta confianza podemos tener en nuestras conclusiones acerca de Dios, aparte de la información que nos da la Biblia? ¿Hay espacio para com­prender a Dios desde otras fuentes? Si fuera así, ¿cuáles son ellas, y cómo asegurarnos de que la información que dan es correcta?
  2. ¿Por qué cualquier cosmovisión que niega lo sobrenatural contradice la Palabra de Dios
  3. La ciencia y la tecnología han sido una gran bendición para la humanidad. Además, de algún modo, la ciencia nos ayuda a comprender el poder de Dios (p. ej., considera lo que nos ha mostrado acerca de la gran complejidad de la vida). Pero ¿cuáles son los límites obvios de lo que la ciencia nos puede enseñar acerca de Dios? Además, ¿cuándo la ciencia puede actuar en contra de la correcta comprensión de Dios?
  4. ¿Por qué la doctrina de un Dios triuno (aunque sea difícil de comprender) es tan importante para nosotros como adventistas? ¿Qué pasaría, por ejemplo, si Cristo fuera otro ser y no plenamente Dios?
FUENTE: